Marilo Montero la azotaría hasta que sangrase