You are here
jerk off MILF Relato erótico 

Que puta es mi cuñada. Relato erótico

Que puta es mi cuñada

Cuanto más tiempo hace que conoces a una persona, más sorpresas te puedes llevar Es el caso de mi cuñada. 40 años tiene la moza y 20 hace que la conozco. Una mojigata pensé yo siempre, una mormona de estas que no ha follado bien en su puta vida. Mi cuañada siempre ha sido una mujer que se ha conservado muy bien y a la que no le ha importado o incluso le ha gustado vestir de forma provocativa. Es una mujer con curvas -operada- y que está encantada de ser observado por machos y hembra.

Sorpresas tiene la vida

No te digo que la tía se separa y luego divorcia y en menos de un año se ha follado media ciudad !Eppp! y bien que hace, no seré yo quien se atreva a opinar de semejantes cosas…pero el caso es que uno piensa…

Ojalá este culito me lo pudiera comer yo.

Ojalá este coño me lo pudiera comer yo.

Ojalá esa boca de madura cabrona me la pudiera comer yo…

Ojalá esas caderas de madura que sabe lo que hace me las pudiera comer yo…

y así, entre paja y paja, así entre amante y amante… se va haciendo una gran amistad. El caso es que una mañana mi cuñada llegó a casa sabiendo que yo me encontraba solo. Venía muy cambiada, había pasado por el quiofano, me confesó, y quería mostrar sus maravillas a mi su hermanita. Qué desilusión se llevó la muy zorra cuando le dije que su hermana se encontraba fuera de la ciudad. En menos de diez minutos me había mostrado sus enormes y perfectos pechos.

Mi cuañada estába muy caliente, se notaba, pero yo tenía muy claro que no podía hacer nada de nada. Siempre me lo hizo saber. Lo que yo no podía imaginar era que mi cuñada estuviera dispuesta a practicamente cualquier cosa excepto follar.

Te puedo hacer una buena paja, te puedes hacer pajas delante de mí mientras yo también lo hago e incluso alguna vez te chuparé la polla pero nunca, nunca! me podrás follar ni por el coño ni por el culo. ¿Estás de acuerdo?

Mi cuñada me muestra su coño depilado

Y así, nació una bonita amistad en la que mi cuñada y yo dabamos rienda suelta a nuestras fantasias sexuales más variadas.

A mi cuñada le encanta mi polla, rectifico, a mi cuñada le encantan las pollas. Unas buenas pollas. Podemos decir que le producen morbo. Y la muy cabrona, no quiere follar pero le encantan las pollas y hacer unas buenas pajas.

Y yo me dejo, me encanta dejarme. Siempre es el mismo ritual. Ella se enfada por mis insinuaciones, luego yo me quejo por mi espalda, mis agujetas e imploro un buen masaje. Y mi cuñada, escultural a sus 40 años con esas tetas gordas bien operadas comienza a acariciarme la polla y me la pone bien dura. Y poco a poco comienza a ordeñarme..hasta que me sca toda le leche.

Mi cuñada es una puta y yo su cabrón.

Related posts

Leave a Comment