Olor a vagina. Relato erótico

Olor a vagina. Relato erótico

Historías de Lope De Verga

 

Hoy  De Lope se encuentra triste, tiene De Lope la cara languida y la espada caída, incluso su verga se encuentra apatica y con nadie desea hablar. De Lope ha sido atacado por el fragor del recuerdo y añora al excelente dramaturgo y actor Don Fernando Fernán-Gomez, le horripila a nuestro amigo Felix pensar que pueda pasar a la historia por tener un pene parlante, de la misma manera que Don Fernando pasará a la historia del vulgo como un viejo cascarrabias y mucho más si en los corrales de pativo visión española no hacen más que reponer obras de tipo menor.

!UN MOMENTO! Algo ha llegado como una exhalación (en este momento la verga se levanta con tanto impetú que empuja a la espada, y ésta hace lo propio con la jarra que se encuentra sobre la mesa y media onza de cariñena cae sobre el vestido de una doncella). Os pido mil disculpas, bella dama, ha sido mi espada..(En ese momento la verga de De Lope se pone a cantar FIEL ESPADA TRIUNFADORA, modificando la letra a su antojo para enojo de nuestro amigo).

El acompañante, un tal Ariel Von Ajax, de tan bella doncella se relame al pensar como podrá limpiar vestido, enaguas y demás paños menores…La doncella está empapada e intenta limpiarse en vano mientras escucha pasmada a la verga parlante…..Vino de Cariñena sobre tu tallo, oh! tus pechos también están mojados y más tus ropajes….¿quizás tus nalgas? y Von Ajax, capitán de los tercios de Flandes, coloca presto su mano bajo las enaguas de nuestra bella doncella y acaricia con avaricia la vulva empapada de vino y nectar apocríno.

 

Tiene la verga de De Lope miedo. La verga no embiste aquella vulva, no hace petición de llave..Aunque nuestro amigo Felíx se acerca a la doncella que espera con gusto la suerte de varas. A los primeros capotazos la verga desaparece con media verónica. Todos en la taberna enmudecen, ¿está la verga parlanchina enferma?.

Han pasado las horas y atardece, De Lope acaricia a su bastón que yace lánguido en forma de trabuco. Amiga,¿qué sucede?. Entonces el glande se achichona y como tomando aire: Exclama, !pardiez no huelo! y en semejante corrida he sido capaz de dar dos buenos pases. Me he perdido entre los efluvios universales del sexo y lo que vosotros llamabais vino. Verás amo y señor, yo nunca he distinguido entre efluvios y malos olores, simplemente mi cabeza metía por donde yo más caldo veía. ¿Cual es el olor de una vagina? ¿Jamás podré saberlo?.

De Lope acaricia su trabuco que reposa enorme sobre sus muslo derecho y con estas palabras le consuela: Mira, Parte de mi Arte, la vagina huele a recién nacido, a mar intenso y revoltoso pero también oscuro y profundo.

La vagina amigo mío huele a polla tiesa, pues jamás ha visto una vagina un pene no tieso; no quiere la vagina sable morcillón pues aunque sable es de condición endeble y no cumple su función.

Además amiga mía, no desesperes pues aquestos: !Pollones Todos! acudirán gustosos para cantarte el sabor de vulvas, vaginas y algunas formones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *