You are here
MILF Nicollette Sheridan nude 

MILF Nicollette Sheridan

MILF Nicollette Sheridan

Quizás haya algunos cuarentones y treintones tardíos que aún recuerdan bien el comercial de la patinadora de Martini Rosso que, ocupando cerca de un minuto en su versión estándar, la televisión chilena tiraba en los plazos o  spots del último bloque de transmisiones diarias en los ochenta, cuando se suponía que los cabros chicos debíamos estar acostados y durmiendo ya.
Generalmente acompañado en esas horas por otros comerciales nocturnos de piscos del Valle de Elqui y la artística publicidad de perfumes de una conocida marca española, la patinadora en minifalda y camiseta deportiva de escaso género, equilibrando la bandeja con el famoso vermouth de marca Martini & Rossi sobre sus ruedas, llegó a ser considerado uno de los comerciales más importantes y vistos de la historia internacional de los medios.
Tuve la suerte de estudiar el caso de la patinadora en años universitarios, para los ramos de publicidad y marketing, junto a otras experiencias exitosas como la creación de la compañía Apple, el “descubrimiento” de los post-it para notas de escritorio y el inicio de la producción de discos compactos por parte de la firma 3M. Recuerdo algunos detalles de la producción del comercial que me gustaría compartir acá, pues se trata de hito de la historia publicitaria mundial por varias razones que van más allá incluso del éxito de la campaña de Martini Rosso en aquella década, que continuó con el tradicional eslogan “Anytime, any place, anywhere”, que en el habla hispana iba con un elocuente llamado de “Un Martini, invita”.
Hay que partir diciendo que la compañía de licores Martini & Rossi, fundada en 1863 en Turín, Italia, siempre ha destacado por la calidad de sus campañas publicitarias, para las que han prestado su rostros y figuras como chicas Martini actrices de la talla de Charlize Theron, Gwyneth Paltrow o Mónica Bellucci y varones como George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon o Andy García . El comercial de la patinadora, en particular, coincide con los años que siguieron a una reestructuración de la compañía tras la creación de la General Beverage Corporation.

Desperate Housewives

blonde nicollette-sheridan

MILF blonde nicollette-sheridan martini

MILF blonde nicollette-sheridan lusty

db075d6f1904f86be66d8d6a829368fe

91fb1b0390b7263025a0f6dab011597e

Nicollette_Sheridan_ busty Desperate Housewives

Nicollette_Sheridan_Desperate Housewives

MILF nicollette-sheridan huge tits

Nicollette Sheridan at ELLE Magazine's 15th Annual Women in Hollywood Event. Four Seasons Hotel, Beverly Hills, CA. 10-06-08 Dave Edwards/DailyCeleb.com 818-249-4998
Nicollette Sheridan
at ELLE Magazine’s 15th Annual Women in Hollywood Event. Four Seasons Hotel, Beverly Hills, CA. 10-06-08
Dave Edwards/DailyCeleb.com 818-249-4998

nicollette-sheridan MILF

MILF Nicolette Sheridan nude wallpaper

MILF Nicolette Sheridan topless

MILF Nicolette Sheridan deseperate MILF sex tape

MILF Nicolette Sheridan sex tape

MILF Nicolette Sheridan naked tits

MILF Nicolette Sheridan nude big tits

El comercial proyectado entonces por la agencia McCan Eriksson, titulado “The waitress on wheels” (“La camarera sobre ruedas”), debía tener un verdadero icono presentado como personaje central: la roller skating o Martini girl. Hay algunas reseñas que lo señalan filmado en Francia, pero las locaciones precisas son de clara calidez californiana. La firma decidió potenciar con él su producto Martini Rosso, el vermouth rosado orientado en esos días a público con cierto refinamiento y estatus pero no convencionalistas, generalmente varones profesionales, hombres de negocios miembros de los círculos de “gente bonita” (real o aspiracional) y adultos-jóvenes, como se deduce de su misma campaña.
Los encargados franceses del proyecto comenzaron a imaginar una narración publicitaria breve donde la patinadora cruzaba la ciudad desde un expendio muy particular hasta la mesa de un cliente, al estilo de un supuesto servicio de entregas “a domicilio” de Martini Rosso, mientras sonaba de fondo un pegajoso arreglo musical con el himno que identificaría a la marca. En el storyboard -que tuve la suerte de ver en imágenes de un documental, aunque fugazmente- se anticipaba que debía pasar por varias situaciones curiosas en su andar por las calles de Los Ángeles, llamando la atención y escandalizando a algunos personajes conservadores. Llegaba, finalmente, a una reunión en un elegante centro donde esperaba el supuesto cliente, en medio de una reunión de negocios, asombrando al resto de los presente. Durante todo su andar, la patinadora lleva la bandeja con un botella del producto y una copa vinera llena del licor y hielo, que sirve al sujeto que ha solicitado su servicio de entrega: una especie de empresario “buena onda” e irreverente, estilo Tony Stark o Bruce Wayne.
La búsqueda de la chica para encarnar a la patinadora fue un enorme esfuerzo adicional dentro del proyecto. La restricción era el rango de edad, que supiera patinar y, muy específicamente, que fuese rubia. Si bien habían existido ya campañas anteriores con mujeres símbolos de las mismas para los productos de Martini & Rossi, por alguna razón este proyecto consolidó en gran medida el modelo de una chica icónica, rol que es muy disputado hasta nuestros días. Eso se notó en la cantidad de postulantes que se ofrecieron para ser la patinadora del comercial, con cantidades de imágenes y hojas de vida que llegaron a la oficina encargada de la selección.
Finalmente, la elegida fue la entonces debutante Nicollette Sheridan, una bella adolescente inglesa aspirante a artista, que tenía cierta relación con el mundo de las artes escénicas al ser modelo fashion, hija de la actriz y cantante Sally Sheridan e hijastra del famoso actor Telly Savalas (el gran detective Kojak), quien es también padre de su medio hermano. Trasladada a América, residía en Los Ángeles (con su novio, el cantante Leif Garrett), sabía patinar perfectamente, tenía la altura adecuada y era estilizada. Sin embargo, había un detalle: Nicollette no era rubia, sino trigueña, por lo que los publicistas decidieron echar manos a la tintura para completar las características precisas que debía tener el personaje.
El rodaje del comercial se ejecutó en locaciones reales cuidadosamente escogidas. Según el guión, debía partir con la salida de la patinadora desde un elegante centro donde se simulaba establecido el servicio de entrega de Martini Rosso a domicilio, con la música del tema “Dancin’ easy” de fondo mientras una voz en off masculina presentaba: “This, is the Martini time of day”. Haciendo una diestra cruzada de pies mientras patina, el primer indicio para tocar al público objetivo de la pauta, adquiere un carácter casi simbólico cuando la patinadora, siempre con su bandeja en alto, se abre paso entre una pareja mayor y de aspecto aristocrático, que parecen molestarse con su aparición. Seguidamente, la muchacha transita rauda frente a un gimnasio abierto llamando la atención de un musculoso levantador de pesas, y más adelante alerta a una atractiva mujer que toma Sol en traje de baños en un parque, (en días en que había escasa conciencia sobre el cáncer dérmico, por supuesto).
nicollette-sheridan martini spot

Related posts

Leave a Comment