You are here
Melania Trump desnuda Melania Trump nude 

Melania Trump sexy nude hot naked spread legs

Melania Trump sexy nude hot naked spread legs

Melania Trump sexy nude hot naked spread legs
Melania Trump sexy nude hot naked spread legs

Melania Trump nació en la ciudad de provincia eslovena bajo un régimen comunista, Melania Trump tuvo la ilusión de hacer cosas grandes, de hacer cosas guarras a cosas grandes.

Hoy es una exmodelo que luce los atuendos más refinados y unas tetas operadas que hacen las delicias de los más pajilleros. Es una mujer habituada a las capitales y los idiomas europeos, esposa del actual Presidente de Estados Unidos y madre de un chico de casi diez años, una MILF en toda regla.

La vida, sin embargo, no siempre fue tan glamorosa para la tercera esposa de Donald Trump, una mujer de 45 años oriunda de la ciudad industrial Sevnica, donde pasó su infancia en un departamento junto a un río y a fábricas humeantes.

Los residentes de Sevnica recuerdan a Melania Knavs como una muchacha alta, delgada, educada, muy estudiosa y que soñaba con triunfar en el mundo de la moda.

“Creo que Sevnica le quedaba chica”, dice Marjana Jelancic, una amiga de la infancia. “Desde niña soñó con irse de aquí”.

Por entonces, Eslovenia era parte de Yugoslavia y tenía un gobierno comunista. Era ligeramente más liberal que otras dictaduras de Europa oriental y mantenía lazos con Occidente. Sus ciudadanos podían viajar al exterior.

El padre de Melania, Viktor Knavs, vendía autos y su madre, Amalia, trabajaba en una fábrica textil. La familia vivía en un edificio de departamentos de ocho pisos pegado a la escuela primaria donde estudio la hoy esposa de Trump.

Jelanic, quien hoy dirige la escuela, recuerda a su amiga como a una “estudiante excelente, muy organizada, disciplinada, de muy buenos modales”.

“Jamás le oímos decir una mala palabra o hablar mal de nadie”, relata.

La muchacha se interesó en el mundo de la moda de pequeña, en la primaria, y alguna vez habló de que quería ser diseñadora, según su amiga.

“Hacía cosas nuevas usando ropa vieja”, dijo Jelancic.

Melania comenzó a hacer realidad sus sueños cuando se mudó a Liubliana, la capital eslovena, para ir a la secundaria. Un día el fotógrafo Stane Jerko se topó de casualidad en la calle con esta muchacha de 1,80 meteros (5 pies 11) y ojos azules.

Related posts

Leave a Comment