Humor sexo Relato erótico Sex Stories tetazas 

Me he tirado a mi cuñado

Me he tirado a mi cuñado

Así es, tiré a mi cuñado todo vestidito de blanco…Fue sin querer, le empujé en la playa con tal mala suerte que se cayó al agua en pleno de mes de octubre, con un frío de carallo aquí en Galicia. Creo que aquí comenzó entre mi cuñadito y yo. Yo soy Elena, tengo veintiocho añitos, estoy chichosa, tengo dos buenos michelines donde poder agarrarse cuando hago el amor ¿con mi cuñado? No, yo estoy casadita y bien folladita cada noche.

Me gusta putear a mi cuñadito, tiene algo qué ¿me cae mal? No lo sé, tiene algo que no soporto y no puedo dejar de puterarle, ahora mismo no hay otra cosa en el mundo que me guste más. Hablando de mundos, yo tengo dos mundos, dos hermosos mundos, dos tetas como dos carretas y él, mi cuñado no para de mirarlas, es incapaz de mirarme a la cara, no lo puede resistir, se le van los ojos a mi canalillo. Cuando estoy follando con Alvaro, mi marido, algunas veces me da por pensar en mi cuñado y como me mira, entonces me pongo muy cachonda y le digo a Alvarito que ponga la quinta marcha.

Un día el muy mamón, me preguntó si había chateado alguna vez y puse esa cara, mirar, esta cara, la que levanta levemente las cejas y mira con cierto desdén al otro y dije con cierta indeferencia. No, yo no chateo. Y es verdad yo no chateo, simplemente enciendo la webcam y la enfoco a mis pitones, me siento y escucho a los hombres, les veo masturbarse, les leo sus frases lascivas y cargadas de originalidad (risas). Como podésis ver nunca miento, pero tampoco digo toda la verdad (más risas). Claro, claro que un día me cuñadito me vió por la webcam, por eso me preguntó si chateaba, no es tonto y conoce mi cuerpo de “pe a pa” y mis pepas estaban esa noche allí, empitonadas, enormes y duras frente a cinco o seis sesiones. Y uno era él, enseño todo menos de hombros para arriba. El muy tonto me escribió que podía enamorarse de aquel cuerpo. !Vaya tonteria! Como puede alguien enamorarse de un cuerpo en una videoconferencia.

summer_sinn_webcam3 Le dije que se masturbara allí mismo (muy fina yo) y comenzó a tocarse, me preguntó si le gustaba lo que estaba viendo y le dije que estaba viendo cinco pajas a la vez. Que allí para ver había que pagar peaje y la forma de pagar era esa, pajearse hasta que yo me hartase. Me pone enferma ver una polla recuperarse despues de haberse corrido. !Ala! todo el mundo para arriba esas pollas bien firmes (risas).

Dice mi hermana que mi cuñado no tira, que no funciona y me mosqueo con mi hermana. !Cómo va a funcionar carallo! Ponte guapa, trabaja ese trasero, tú consigue unos buenos muslos con nalgas fuertes y ya verás como te persigue por la casa. ¿Yo no hago gimnasia? Ya lo sé so tonta, a mí no me hace falta mi Alvarito me trajina constantemente, yo soy otro tipo de mujer, grandota y tetuda, tengo mi mercado (risas). Hazme caso hermanita trabaja ese culito respingón, tienes un cuerpo muy bonito (y entonces le acaricio los hombros) pero tienes que ponerte fuerte. Hazme caso.

Bueno ¿y entonces, me lo tiré o no? No, lo máximo que paso fue que le empujé en broma, en la playa, estabamos jugando, nos peleábamos. Es más bajito que yo y le puedo (risas). Le saco un par de dedos, yo mido algo más de metro ochenta, metro ochenta de carne morena, dura y pecosa. Me hice una coleta (eso le pone) y me puse en posición de defensa, sacando mi culo en pompa y colocando mis hombros hacia delate, con las tetas casi fuera de mi camisa blanca. !Anda ven! si te atreves y vino corriendo, pero el muy tonto lo hace con cuidado, yo lo noto cuando me agarra, tiene unos brazos fuertes, musculados pero cuando me toca lo hace con cuidado. !Y yo quiero marcha! y en una de estas, le digo, ¿Paramos? estoy cansada. Y él obediente se detiene y me mira mientras se aparta su flequillo..Entonces le empujé al agua, perdío el equilibrio y calló de rodillas, así de medio lado, como tropezando…(risas). Todo el mundo nos miraba (estábamos celebrando una comunión) y yo ¿Qué pasa….(risas)? Ha sido sin querer (carcajadas).

Entonces vino a por mí, empapado, con el pelo mojado echado hacia atrás. Se quitó la camisa, la tiró al suelo y me agarró con fuerza, me cojió en brazos y me apretó contra su pecho. Noté sus manos en mis muslos y su bultaco apretando mi cintura. Me resistí, no se lo puse facil, además no queria mojarme. Conseguí poner las piernas en el suelo, pero no me solté de su cuello. Entonces me agarró nuevamente, esta vez sujentando bien mis nalgas, me levanto en peso y me pegó junto a él. Tomo impulso y en dos zancadas se metió en el agua. El agua estaba helada y yo muy caliente. Me soltó con suavidad, yo no paraba de gritar e insultarle mientras me reía nerviosmante. Nos echamos agua y chapoteamos mientras simulábamos salir del agua, al fondo se oían los gritos y risas de nuestros familiares, especialmente los niños. !Ahogala! decian unos….

Sin prisa, salimos del agua, yo intenba recojerme el pelo y hacer todo lo posible por que me viera el pecho, pero no me miraba, caminaba un paso por delate mío. No llevaba calzoncillos, estaba muy guapo. Entonces se lo dije, así, mientras acrobáticamente intentaba sacarme los zapatos, le dije…guapo. Y entonces noté que me sonrojé

Related posts

Leave a Comment