cola grande enormes tetas Relato erótico 

Me gusta correr y que te corras

Me gusta correr y que te corras

Esta experiencia sucedió en el verano de 2013, cuando yo tenía 28 años…
Una tarde de las que salgo a correr, vestida marcando mis enormes tetas, cuando el ascensor llega a mi planta (la 4ª), entro al ascensor y dio la casualidad de que estaba mi vecino del sexto piso…
0013
Al entrar en el ascensor me dice…:
vecino del sexto: “Hola vecina”
Yo: “Yo”
vecino del sexto: “¿Hacer un poco de ejercicio?”
Yo: “Si, me gusta mantenerme en forma. ¿Tú no sales a correr?”
vecino del sexto: “Poca cosa la verdad”
En esto que nos quedamos mirándonos de arriba abajo él a mí y yo a él…, la verdad es que yo me quede mirando con disimulo a su paquete… A lo que le digo…
Yo: “¿Por que no te animas y te vienes a correr una tarde conmigo?”
vecino del sexo: “No estaría nada mal…, ¿Te parecería bien mañana o muy precipitado?”
Cuando me dijo eso…, pensé “este tío va a saco, no pierde el tiempo”. En lo que llega el ascensor a la planta baja y le digo…
Yo: “Vale, 10 minutos antes de esta hora, me avisas llamándome a la puerta y salimos a correr juntos… Hasta mañana”
Salí a correr y a la vuelta a mi casa, en la planta baja, esperando el ascensor, la casualidad que me vuelvo a encontrar con mi vecino del sexto… A lo que digo…
Yo: “Qué casualidad, tu por aquí…, ¿de dónde vienes?”
vecino del sexto: “Pues si que es casualidad…, vengo de arreglar unos papeles”
En esto que llega el ascensor y subimos ambos.
En el ascensor seguimos hablando…
vecino del sexto: “Se ve que no has perdido el tiempo, que has corrido bastante, estás chorreando en sudor…”
Yo: “Yo cuando salgo a correr, soy como tú con las mujeres…, no voy a perder el tiempo”
Que cara puso cuando le dije eso…, indescriptible, de verdad. Se quedó mudo, sin saber que decir…
Se quedó tan mudo que no volvió abrir la boca hasta que llegó el ascensor a mi piso (el 4º) y me baje, antes de salir le dije…
Yo: “No te olvides, mañana pasa a mi casa avisarme para salir juntos a correr, hasta mañana”
vecino del sexto: “Claro, hasta mañana vecina”
Al entrar en mi casa e ir a la ducha…, me terminé haciendo un dedo en la ducha…
Ah…, que no lo he dicho, tengo que explicar una cosa, yo cuando termino el periodo menstrual (para el que no lo entienda, sobre todo los hombres, me refiero a la regla), estoy 2 o 3 días después con un calentón tremendo, con unas ganas de quererme follar lo que sea. Y ese día que me encontré con mi vecino del sexto y hablamos en el ascensor…, era mi primer día después del periodo menstrual.
Al día siguiente, toca en mi puerta el vecino del sexto para avisarme de ir a correr, puntual a la hora que le dije…
Yo lo recibí con una bata de ceda, sin nada debajo, le abrí la puerta y le dije…
Yo: “Hola, hola…, estaba aquí despistada, perdona, pasa y espérame en el salón mientras me pongo la ropa para ir a correr”
vecino del sexto: “¿estás segura?, si quieres vengo más tarde…”
Yo: “Si, si, entra y espérame es sólo un segundo”
Dejé la puerta de mi habitación entre abierta…, que da directamente al salón, y me quité la bata de ceda, quedándome completamente desnuda (pasando a propósito delante de la puerta), me puse un tanga de color rojo y sólo con el tanga volví a pasar delante de la puerta, me puse el top ajustado sin sujetador y volví a pasar delante de la puerta… Y por último me puse las mallas de deporte que siempre me pongo. Saliendo de la habitación y poniéndome las deportivas en el salón, con él.
Cuando bajamos por el ascensor y mientras corríamos me pregunto muchísimas cosas, como si estaba soltera (cuando le dije que “si” se sorprendió y se le puso una sonrisa en la cara), etc…
Para no ir a correr con normalidad, la verdad es que me sorprendió gratamente su forma física…
Cuando llegamos de correr y subimos al ascensor para ir a nuestras casas, estábamos los 2 solos…, yo estaba mirando al suelo y mirando de reojo al espejo del ascensor, en lo que pillé a mi vecino mirándome el culo con una cara de estar follándome con la mirada tremendas…
A esto que me doy la vuelta, me abalanzo sobre él y le beso en la boca…, después de un beso apasionado, intenso y largo…, le pregunto:
Yo: “¿en tu casa o en la mía?”
vecino del sexto: “en la mía, mejor”
Total que fuimos a su casa…, y nada más entrar en su casa empezamos a desnudarnos mutuamente… Cuando a mí solo me quedaba el tanga para estar totalmente desnuda, lo tumbé a él desnudo en el sofá de su casa y empiezo a deleitarme chupándole la polla con detenimiento y pasión…
Pongo mi conejito en su cara mientras yo sigo entretenida con su polla, él me arrancó el tanga (si me lo arrancó, lo rompió) y empezó a chuparme el conejo…
Al rato, se levanta, me pone a 4 patas en el sofá y empieza a metérmela, empezando suavemente, mientras aumentaba poco a poco…
diciéndome cosas como… “¿te gusta?”, “¿quieres que siga?”
Y yo le gritaba…, “Siiiii, joder”, “Sigue, cabrón…”
Después de estar un rato gritando de placer y recibiendo polla y tortas en mis nalgas de mi vecino mientras me follaba a 4 patas…, me levanto y lo tumbo a él en el sofá poniéndome yo encima y dominando la situación…
Cuando me voy a sentar encima de él, le agarró la polla y me la meto en el coño suavemente, cuando la tengo totalmente dentro de mí, empiezo a cabalgar cada vez con más intensidad… Llevando sus manos a mis tetas para que las agarre bien.
Después de un tiempo cabalgando mi vecino del sexto me dice… “¿Dónde quieres que me corra?”. Y yo le contesto…, “Correte en mis tetas”
Me dice que me levante, y es lo que hago, me pongo de rodillas mientras él se la menea 4 veces hasta descargar toda su corrida en mis tetas, como le pedí… Cuando termine de descargar hasta la última gota me quedo chupándole la polla como 2 minutos… Cuando terminé de chupársela me dice…
vecino del sexto: “¿Qué te ha parecido?”
Yo: “No ha estado mal, la verdad”
vecino del sexto: “¿Te quedas a pasar aquí la noche?, aprovecha que es viernes, vecina”
Yo: “Es verdad, hoy es viernes, no sé ni en que día vivo. Pues si tu quieres que me quede me quedo… Eso si, déjame bajar a mi casa a cambiarme y así aprovecho y me ducho”
vecino del sexto: “Vale, pero puedes ducharte aquí, si quieres…”
En esto que con toda su corrida en mis tetas, me pongo el top encima, las mallas (sin tanga, ya que me lo rompió cuando me lo quitó) y las deportivas…
Bajé a mí casa, me duché y me vestí… poniéndome un camisón que me tapaba todo el cuerpo hasta el culo (como me agachara mostraba medio culo) sin ropa interior…
En eso que subí a la casa de mi vecino del sexto.

CONTINUARÁ…

Originally posted 2014-11-07 20:31:49.

Related posts

Leave a Comment