Maria, una mujer madura y tetona que quiere toda la leche

madura tetona escotada rosa

Buenas, mi nombre es Lorena, quería empezar por explicar que soy una mujer que nunca me ha hecho falta casarme, soy soltera y siempre me a gustado follarme a los hombres que me apetece, los que yo elijo.
Voy por partes.

Consigo a todos los hombres que a mi me apetece follarme,ellos son débiles delante una mujer y  porque mi cuerpo les corta el aliento. Tengo 45 años, soy alta, mido 1,80, tengo unas piernas largas y mi culo queda a una altura que los vuelve locos, tengo un culo redondo donde todos los que me meten la polla dentro no quieren sacarla nunca, y quedan enamorados cuando los pongo a comerme el coño y mi culo. Mis tetas son grandes, una talla 140, son muy grandes y normalmente mis tetas les quedan a la altura de su cara, y ahí los enamoro a todos, y también tengo una cara de vicio que los pongo a mis pies.
También tengo una debilidad, me encanta la leche de macho y necesito mi ración de cada día. Me encanta someterlos a mi cuerpo, todos quedan enganchados y cuando me conocen ya no me pueden dejar.
Me gusta follarme a hombres casados, novios o a cualquier tío que tenga una polla y me pueda dar su leche.
Me encanta cuando me dicen que están enamorados de sus mujeres o de sus novias, los voy volviendo locos con mis provocaciones y mi cuerpo, sobretodo con mis tetas grandes, y al final acaban dándome su leche. A partir de que los tíos me han follado ya solo piensan en mi y los tengo bajo mi control, se vuelven locos por entregarme su leche.
Me encanta dominar a los hombres, que hagan lo que yo quiera, todos caen rendidos ante mi y mi cuerpo.
Por ejemplo voy a contar como me hice dueña de Pedro.
Pedro es un chaval joven, normal, tiene un cuerpo común, pero claro, al ser joven es una maquina de hacer leche que es lo que a mi me interesa.
Yo vivo en un bloque de pisos donde hay una piscina comunitaria, todos los vecinos del bloque podemos utilizar la piscina y también hay dos bloques mas que pueden utilizar  la piscina.
MILF massive boobs bikini  maria grazia cucinotta

 

En otros relatos ya contare como me he follado a casi todos los vecinos, como han terminado en mi casa dándome toda su leche y también me los he follado en su propia casa en su propia cama.
Pedro como he dicho es joven, se vino a vivir de vecino justo después de casarse. Llevaba 15 días instalado en su piso justo después de llegar de viaje de casados.
La pareja de recién casados bajaron a la piscina a tomar el sol y a refrescarse un poco, yo desde mi piso observaba lo mucho que se querían, se tumbaban en las toallas y se daban besos, se acariciaban mucho. Pero eran besos tiernos caricias de novios, inocentes y ahí entendí que ella no era nada fogosa, Pedro seguramente necesitaba una buena hembra que le enseñara lo que es follar.  Me fije bien en ella y era una mujer que prácticamente no tenia tetas, usaría una talla 80 como mucho y el resto de su cuerpo era mas bien normal, entonces empece a trazar un plan.
Me puse un bañador cogí la toalla y me baje a la piscina.
Cuando iba hacia ellos me pude fijar que estaban dándose esas caricias que se dan los recién casados y que tanto se quieren, que tiernos pensé yo por dentro, así que cuando me acerque a 10 metros de la pareja tire la toalla y me tumbe. Pedro no me vio llegar en ese momento. A los 5 minutos me levante para ir a darme un baño. Cuando salí de la piscina me di cuenta que Pedro me observaba, miraba directamente a mis grandes tetas como se movían de un lado hacia el otro dentro mi bañador, se dio cuenta que lo estaba mirando y aparto su mirada rápido, era tímido, pero eso solo era el principio para ir poniéndolo caliente.

Sigue leyendo aquí, en historia de tetazas
 

Todas las imágenes son retoques (fakes) de Maria Grazia Cucinotta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *