La venganza de mi mujer que me hizo cornudo

La venganza de mi mujer al descubrir mi infedilidad

Seré breve, no les quiero aburrir con mis sandeces. Es más, no sé si debería contarles todo esto, pero en cualquier caso. Ahí va. Si les cuento que hace poco pasé la frontera de los cincuenta y que de esos cincuenta, veinte años he estado casado, ya pueden imaginarse muchas cosas ¿no les parece?. Sí, me separé hace relativamete poco. Verán, no hace mucho más conocí a una joven polaca vecina mía. No era especialmente bonita. Su cara destacaba por tener el arco de sus cejas muy pronunciados, bajo ellas, unos grandes ojos de parpado pronunciado sobre los que mi vecina se delineaba una fina raya acabada en una punta ascendente. Su cara de facciones cuadradas gracias a sus mejillas pequeñas pero bien definidas.

Un cuerpo de escandalo, para qué seguir. Para escandálo el que monté yo el día que me mi mujer me sorprendió con ella en el parking.

Mi mujer no me dijo nada. Nada de nada. Simplemente, al cabo de unas horas me mandó este vídeo:

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *