You are here

La polla express

¿Puedo fumar? Pregunté con ese gesto tan característico de quien se queda momentaneamente inmóvil esperando una respuesta afirmativa. Sí, pero abre las ventanas dijo él. Vas muy elegante y te vas a manchar ¿no te quitas la americana? No contestó y siguió moviéndose por la cocina con suma agilidad, cortaba cebollas, zanahorias, y sacó un par de ajos. ¿Qué es? Cocidito madrileño e hizo el gesto de marcarse un chotis en medio de la cocina.

Finalmente arranqué, bueno ¿te ha gustado el relato o no?. Él cocinillas seguia sin mirarme, pero noté que estaba a punto de contestar…le dejé tiempo. La verdad es que me sentía agusto en aquella cocina, era cálida, el chico se movía muy bien entre fogones y además los pantalones gris marengo le sentaban de fabula.

Finalmente arrancó. Verás, me dijo mirándome fijamente el canalillo, es un relato…y alzó la vista…te muerdes mucho los labios ¿no? dijo interrumpiéndose. Sí, será eso, venga sigue me tienes intrigada. Es un relato un poco fuerte para mí, no sé hasta que punto debes utilizar expresiones tan duras. Meterme aquel huevo en la boca era una sensación deliciosa, lo tuve allí unos minutos como si quisiera controlar la temperatura de aquel semen que luego me invadiria. Me parece fuerte Elena. Ya, ¿pero te pone o no te pone? ¿Ponerme? No sé, no todo el mundo es tan explicito como tú, personalmente me gustan las cosas más suaves. Ya, ¿pero? Joder pesadita estás, ya te lo he dicho, para mí es muy fuerte, pero la escritora eres tú.

Segundo arranque, (al chico le cuesta). No sabia que fueras tan promiscua, en el relato aparecen al menos tres hombres. Perdona guapo, es un relato, RELATO, tampoco es una fantasía, mis fantasía sexuales caminan por otros derroteos. ¿Y qué dice Alvaro? Alvaro quiere follarte ¿? Sí, no me mires con esa cara; te quiere follar, Alvaro es maricón hombre, lo que pasa es que no lo asume…(risas). Espera te ayudo con la olla, vaya pedazo olla más grande hijo, aquí se puede hacer de todo…!Va! no te pongas así, era una broma. Dices cada tontería hija. ¿Yo? Tú dices tonterías, mi hermana me dijo el otro día que la dijiste que se parecía mucho a Jeniffer Garner, !tú! dices tonterías…¿Qué es una manera de ligar nueva? Ahora está más tonta y más pava, le falta la espada, eso sí ciega ya está, se pone hasta el culo de martinis con wodka (risas, pero el no se rie, no me jodas que al tonto éste le gusta mi hermana mayor, joder al final pondrá los cuernos a mi hermanita). Mira Elena algunas veces (y entonces se acercó a mí), me pones …, me pones de los nervios….y soltó una sonrisa demasiado seductora para ser verdad y demasiado bonita para que no consiguiera algún resultado. Pensé que ibas a decir que te pongo caliente (risas, fingidas, o al menos eso creo, sin querer me puse nerviosa).

Jaque al rey. Comenzó a leer en voz alta mi relato: Mi juego funcionó, aquellas escenas en la cocina, habían desatado su ira y cada beso que me daba parecía querer arrancarme la lengua, él no para de gemir y yo no paraba de apretar sus huevos. Le dije que si tenia huevos rompiese los pantalones con la punta de su polla y entoces me follara allí mismo sobre la mesa de la cocina. Se echó a reir, pero entonces yo apreté más fuerte y su cara cambio, se dió cuenta de que yo iba en serio. Me colocó sobre la mesa, mi cabeza golpeó contra le mesa. Él intentó sujetar mi cabeza con ambas manos pero yo volví a apretar nuevamente. Se me estaba despistando y no se concentraba. FOLLAME le dije. Comenzó a comerme las tetas por encima de la ropa, desnudó mis hombros arrancando los botones de la camisa. Entonces busqué sus labios y se los comí, le mordí el cuello y le metí toda la lengua en su oreja, Yo sentía toda su polla restregarse sobre mi coño. Ven, no lo quieres mira como está, mira como lo tienes (dejando de apretar sus huevos). MIRA. Entonces, metió la cabeza entre las piernas y comenzó a lamerme, coloqué ambas manos sobre su nuca y me relajé.

La olla express comenzó a pitar.

Tontolotón entonces se encaró y me dijo refunfuñando, ésto no me pone Elena, yo no soy así, ¿qué quieres que te diga? Pues yo me he puesto cachonda (risas). Agachó la cabeza, no sabía que hacer con la hoja y le dije “Trae, anda, anda” y entonces me miró sorprendido, me había salido un “Trae anda” dulce muy dulce, casi tristón, como si yo me hubiera sentido rechazada por él o algo así o como si fuera el final de una tarde de domingo. Y juro que no era así, simplemente me salió. Entonces me sujetó por los hombros y me pidió perdón…Uics como me puso el muy idiota ¿Perdón de qué? Yo no te he dicho nada idiota, a mí no me molesta que no te guste aunque seguro que tienes la polla a cien… y entonces hice el gesto de agarrar sus huevos al instante él arrugó su estomago y puso el culo en pompa. Daban ganas de comérselo. ¿Qué paaaasa niño? Era una broma, uy que miedo tiene de que le toquen el paquetito ¿Llevas pañales todavía mi vida?. Yo no hacia mas que enseñar los caninos y avanzar mientras él no hacia otra cosa que retroceder…hasta, que, llegó, LA PARED (risas).

(Cara a cara) Anda cierra la olla express y enciende el fuego. Guapo.

Related posts

Leave a Comment