Haciendo masajes a mi hijo

Haciendo masajes a mi hijo

Haciendo masajes a mi hijo

Mi hijo, apenas es mayor de edad, digo apenas porque aunque lo sea, sigue siendo un niño o yo no consigo verlo como un hombre. Quizás sea algo normal en las madres.

El caso es que pese a ser un niño, o que yo le vea como un niño, muchas veces me sorprende.

La otra noche sin ir más lejos, después de su entreno de fútbol, como casi cada  tres días, me pidió que le hiciese un masaje. Nada del otro mundo, yo no soy especialmente hábil con las las manos pero aquella noche iba a ser especial.

Imaginad la escena. Mi hijo tumbado de espaldas, un cuerpo bonito, musculado ! pero mi hijo! y yo que llevaba sin llevar nada a mi cama desde hacía dos largos meses.

Comencé el masaje, mientras mi hijo no dejaba de escribir cosas en el móvil…y en estas que leo lo siguiente:

¿Pero te follaste a aquella perra  o no?

Os podéis imaginar lo que sentí, mi hijo hablando de esta manera sobre una mujer. Una mujer que era descrita con pelos y señales por su amigo desde del otro lado del móvil.

La que se puso perra fui yo. Acabé el masaje lo más rápido que pude y me marché a mi habitación pensando en hacerme una buena paja….

Y mientras tanto me puse a pensar en una buena historia…

Es cierto que disfrute aquella noche en el bus con aquel hombre, y aun mas disfrute al llegar a casa y pegarme una buena follada en la bañera calentita mmmmmm……como disfruto recordando aquel dia.

Pero como mujer casada y con tres hijos, no podia volver a vivir una situacion como aquella o parecida, porque si me llegan a ver cualquier conocido, se enteraria mi marido y es lo ultimo que quisiera que sucediese. Asi que pasaron los años para ser exactos pasaron 17 años asi, mi hijo pequeño ya iba a cumplir los 18 año en un par de meses.

Me acuerdo que ese año (2011 o 2012) en verano, un dia estaba destrozada, no tenia fuerzas para nada pero en realidad no habia echo ningun esfuerzo, ni ejercicio, ni trabajo para llegar a estar asi de destrozada.
Y fue terminar de recojer la cocina, e irme a mi cama. La casa estaba vacia excepto por mi hijo pequeño que se llama Abel de unos 17 años para ese entonces (Vereis es mi ojito derecho al cual le mimo mucho aunque sea un tiarron de 1,89 cm de estatura y un cuerpo atletico, delgado, fibroso, bastante fuerte y muy guapo…..vamos mi ojito derecho).
Pues esa tarde como dije me fui a la cama a descansar,y como acostumbro a dormir desnuda aunque sean 15 min, esta vez no iba a ser la excepcion. Asi que me desnude y me meti bajo una sabana fina y con el aire acondicionado ya que estabamos en pleno verano.

Estaba descansando cuando de repente me eche a llorar…..no podia seguir viviendo asi, era un martirio. No habia dia que no llorase por estar en esta situacion de abandono fisico y sentimental de parte de mi marido.
(Mientras me lamentaba, escuche como se abria mi puerta mu lentamente, y rapidamente deje de llorar)

Era mi hijo Abel que me pregunto que que me ocurria para llorar……yo le dije que me sentia sola y le pedi que se acostara en mi cama…y que siguiera hablando por watsapp a mi lado. El me dijo que si pero con la condicion que le contase que me ocurria que no se lo iba a contar a nadie y que estabamos solos los dos.
Yo acepte.

Cuando Abel fue a meterse bajo la sabana, yo estaba todavia de espaldas a el, y vio que estaba desnudo mi cuerpo y se quedo inmóvil….a lo cual me gire y le mostre el resto de mi cuerpo desnudo. Se quedo embobado, y le dije tranquilo metete….El se metio y rapidamente dirigio su vista a su movil, parecia que le daba verguenza ver a su madre desnuda. Y procedi a contarle todo lo que me pasaba, confie en el 100%. El me escuchaba y me comprendia, y me decia cosas como:

– ¡¿Por qué no te haces de valer?!

Senti como queria protegerme y cuidarme, senti tanto que deje de verlo como mi hijo y empece a verlo como todo un hombre. Su forma de hablar me anibama, y me transmitia relajacion ya que me demostraba que si habia alguien que me queria de verdad. Me demostraba con sus palabras, que haria por mi lo que fuera por hacerme feliz y volver a sonreir. Y le dije:

– Cariño, ¿de verdad que quieres hacerme feliz a toda costa?

+ Si mama.

– ¿Harias lo que fuera?

+ Claro que haria lo que fuera, tu ya hicistes lo que estuvo en mi mano para darme a luz y criarme como hasta ahora.

(Al escuchar aquello tan hermoso, me incorpore en la cama y apoye mi espalda en la cabecera de la cama, y me destape por completo. Vi como sus ojos me recorrian todo mi cuerpo, y le dije:)

– ¿Me podrias dar un beso cariño?

Sin decir ni palabra el pobre inocente me dio un beso en la mejilla, y se me escapo una risilla.

– Cariño me referia a un beso de verdad en los labios, dejame que te lo de yo cariño.

No dio respuesta, asi que me fui acercando  poco a poco y vi que no se oponia y le di un piquito. Sus labios eran suaves y blanditos. Sinceramente, me puso darle un pico a Abel estando desnuda a su lado.

– ¿Te ha gustado?

+ Mmm…si.

– Por favor cariño no es justo que estes tu con ropa y yo sin nada. Anda quitatela

+ ¿Que me quite lo que? ¿La ropa?

– Si Abel quedate en boxer si te avergüenzas de que te vea desnudo.

El tardo un poquito en decidirse, pero al final se desnudo y se dejo los boxer puesto. Es normal que le de verguenza, pero voy a conseguir desnudarlo por completo, y que confie en mi. Pero no puedo pedirle todo de golpe, no quiero intimidarlo y que se vaya asustado. Asi que, me puse de rodillas a su lado sobre la cama, el dejo de mirar el telefono y pocedio a mirar mi cuerpo, sobretodo mis tetas  y mi coño depilado.
Yo me, puse sobre el y empece a besarle el pecho muy lentamente, e iba bajando poco a poco. Mientras mis tetas iban acariciando su cuerpo. Cuando llegue a los boxer, vi como su polla estaba totalmente dura, no podia apreciar perfectamente el tamaño ni como era, solo se que asomaba un poquito por los boxer. Yo me hice la loca, y segui besando sus piernas.

Pasaron una media hora o asi, estaba excitadisima, estaban mis pezones muy duros y mi coño estaba totalmente mojado; pero Abel tambien estaba totalmente excitado.

– Abel cariño, ¿por que no te quitas los boxer? asi me demuestras que confias en mi. por favor.

+ Vale, quitamelos tu.

Dicho y echo. Tarde dos segundos en quitarle los boxer y salio como un resolte su grandiosa polla de unos 19 o 20 cm. Me quede alucinada, pensando en que para nada a salio en eso a su padre.
Para no intimidarlo, en vez de tocarle la polla o hacerle nada, fui directa a darle un piquito, el no se lo espero ya que estaba todo el rato ablando por el movil.

Y le dije:

– Abel, ¿por que no me siento yo en el borde de la cama y tu te pones de pie enfrente para poder verte esa pedazo de polla?

Se puso super colorado, ya que al decirle que tenia una polla enorme le gusto. El acepto y sin demora se puso delante mia con la polla parada a escasos centimetros de mi cara. Y sin pensarlo dos veces, la coji con las dos manos y le eche toda la piel de su polla hacia atras. Tenia una fragancia embriagante, y le di un beso en la punta. Vi como le gusto (como a cualquier hombre), asi que procedi a chuparsera muy lentamente, pero no pude metermela entera en la boca ya que era bastante gorda y muy grande. Pero no me impidio poder chuparsela y ver su cara de placer.

Me lo queria follar. Tener una polla asi dentro mia deberia de ser algo glorioso, asi que procedi a utilizar mis tetas poniendo su dura polla en medio de estas para realizarle una buena cubana.
Justo despues le dije que la queria sentir dentro de mi, que no podia aguantar mas. Lo vi un poco reacio y veia que no queria decirme que no iba a hacerlo por eso tuve que cojersela y meterla yo misma. Pero apenas entro y el la saco estaba muy nervioso, pero lo poco que entro me hizo correrme y queria mas queria sentirla mas. Asi que pocedi a metermela en el culo para que viera que no tuviera miedo en dejarme preñada que tambien follaba por ahi. Pero justo antes de poder meterme su polla, el salio corriendo. Meti la pata asta el fondo.

Me senti destrozada, estaba forzando a mi hijo a que follara conmigo despues de que él me demostro que confiaba plenamente en mi. asi que fui a su cama a contarle que era lo mas bonito que me habia pasado, y no me podia controlar de la excitacion y del amor que sentia por el.
El me perdono pero me dijo que nada de forzarlo, y sin duda que acepte y le coji de la mano y me lo lleve a mi cama para compensarle de mi error y  que disfrutara asta no poder mas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *