You are here

Christina Hendricks desnuda y tetona, Galería Fakes

Christina Hendricks desnuda y tetona, Galería Fakes

Relato erótico
Buenas, mi nombre es Lorena, quería empezar por explicar que soy una mujer que nunca me ha hecho falta casarme, soy soltera y siempre me a gustado follarme a los hombres que me apetece, los que yo elijo.
Voy por partes.
Consigo a todos los hombres que a mi me apetece follarme,ellos son débiles delante una mujer y porque mi cuerpo les corta el aliento. Tengo 45 años, soy alta, mido 1,80, tengo unas piernas largas y mi culo queda a una altura que los vuelve locos, tengo un culo redondo donde todos los que me meten la polla dentro no quieren sacarla nunca, y quedan enamorados cuando los pongo a comerme el coño y mi culo. Mis tetas son grandes, una talla 140, son muy grandes y normalmente mis tetas les quedan a la altura de su cara, y ahí los enamoro a todos, y también tengo una cara de vicio que los pongo a mis pies.

También tengo una debilidad, me encanta la leche de macho y necesito mi ración de cada día. Me encanta someterlos a mi cuerpo, todos quedan enganchados y cuando me conocen ya no me pueden dejar.
Me gusta follarme a hombres casados, novios o a cualquier tío que tenga una polla y me pueda dar su leche.
Me encanta cuando me dicen que están enamorados de sus mujeres o de sus novias, los voy volviendo locos con mis provocaciones y mi cuerpo, sobretodo con mis tetas grandes, y al final acaban dándome su leche. A partir de que los tíos me han follado ya solo piensan en mi y los tengo bajo mi control, se vuelven locos por entregarme su leche.

Me encanta dominar a los hombres, que hagan lo que yo quiera, todos caen rendidos ante mi y mi cuerpo.


Por ejemplo voy a contar como me hice dueña de Pedro.
Pedro es un chaval joven, normal, tiene un cuerpo común, pero claro, al ser joven es una maquina de hacer leche que es lo que a mi me interesa.
Yo vivo en un bloque de pisos donde hay una piscina comunitaria, todos los vecinos del bloque podemos utilizar la piscina y también hay dos bloques mas que pueden utilizar la piscina.
En otros relatos ya contare como me he follado a casi todos los vecinos, como han terminado en mi casa dándome toda su leche y también me los he follado en su propia casa en su propia cama.
Pedro como he dicho es joven, se vino a vivir de vecino justo después de casarse. Llevaba 15 días instalado en su piso justo después de llegar de viaje de casados.
La pareja de recién casados bajaron a la piscina a tomar el sol y a refrescarse un poco, yo desde mi piso observaba lo mucho que se querían, se tumbaban en las toallas y se daban besos, se acariciaban mucho. Pero eran besos tiernos caricias de novios, inocentes y ahí entendí que ella no era nada fogosa, Pedro seguramente necesitaba una buena hembra que le enseñara lo que es follar. Me fije bien en ella y era una mujer que prácticamente no tenia tetas, usaría una talla 80 como mucho y el resto de su cuerpo era mas bien normal, entonces empece a trazar un plan.
Me puse un bañador cogí la toalla y me baje a la piscina.
Cuando iba hacia ellos me pude fijar que estaban dándose esas caricias que se dan los recién casados y que tanto se quieren, que tiernos pensé yo por dentro, así que cuando me acerque a 10 metros de la pareja tire la toalla y me tumbe. Pedro no me vio llegar en ese momento. A los 5 minutos me levante para ir a darme un baño. Cuando salí de la piscina me di cuenta que Pedro me observaba, miraba directamente a mis grandes tetas como se movían de un lado hacia el otro dentro mi bañador, se dio cuenta que lo estaba mirando y aparto su mirada rápido, era tímido, pero eso solo era el principio para ir poniéndolo caliente.
Cuando me fui a tumbar a mi toalla pase por delante suyo y pude observar como me volvía a seguir con su mirada y se fijaba en mis grandes tetas.
Al cabo de un rato Pedro se fue a dar un baño y dejo a su mujer tumbada en la toalla. Cuando se sentó al borde de la piscina con las piernas dentro del agua me levante y me fui hacia la piscina otra vez. Notaba como me miraba de reojo el movimiento de mis tetas dentro del bañador. Me tire al agua por el lado opuesto donde se encontraba el y sin mas me acerque a el. Yo estaba dentro la piscina y el sentado en el borde, su mujer tomaba el sol tumbada y no se daba cuenta de nada.
Con disimulo me fui acercando y me puse en medio de sus piernas a 1 metro, como era el lado donde no cubre el agua, al levantarme sus ojos se clavaron en el tamaño de mis tetas. Ahí ya entraron mis artes de conquistar a un macho.

-Hola, me llamo Lorena, sois nuevos en el bloque?
– Hola, yo soy Pedro, mucho gusto. Si somos nuevos, hace 15 días hemos llegado de viaje de casados y compramos un piso aquí.
– Vaya que bien, vecinos nuevos y recién casados

Entonces me puse de tal manera que la altura de mis tetas quedara justo al limite del agua y empece a moverme, mis tetas se movían con el movimiento del agua dentro del bañador.
Pedro tenia una vista directa de mis tetas ya que desde arriba miraba directamente como se movían, no decía nada, se había quedado mudo, así estuvimos casi 1 minuto hasta que le dije.

-Tu mujer es muy guapa.
-Si que lo es, estoy muy enamorado de ella, hace años que eramos novios hasta que decidimos casarnos.
-Si que es guapa, rubia con el pelo largo, delgada. Tienes que estar muy enamorado de ella.
Yo seguía con mis movimientos, lo estaba provocando, solo hacia que mirarme las tetas. Me quede en silencio otra vez
-Vaya, vaya- le dije yo- veo que te has quedado impresionado con mis tetas tan grandes – rompiendo el silencio que se havia producido.

Podía notar como le abultaba un poco su bañador, quedaba a la altura de mi cara a 1 metro. Ya tenia la polla bastante dura. Mis artes empezaban a dar sus frutos.

-Lorena no piense mal, perdone, es que no he podido evitarlo, pero lo siento de verdad.

-Perdona por ser tan directa al decírtelo, pero es que todos los hombres se os pone la polla dura mirando mis tetas y veo que la tuya no es diferente.

Se le notaba muy cortado, pero estaba con la polla dura y eso es lo que me gustaba mas, cuanta leche me iba dar ufffffff me ponía muy cachonda.

-Perdona de verdad Lorena, pensaras mal de mi y no es lo que parece, yo estoy muy enamorado de mi mujer.
-No pasa nada, estoy acostumbrada y si quieres que te diga la verdad me gusta que se te ponga la polla dura por mi. También me he fijado que tu mujer tiene las tetas pequeñas y creo que tu eres un enamorado de las mujeres tetonas como yo. Seguro que esta noche te harás una paja pensando en mi, verdad? Va responde-me, dime la verdad que no pasa nada.
-Pues desde que te he visto antes me has dejado impresionado.
-Ya, pero responde-me, te harás una paja pensando en mi?

Se estaba poniendo muy cachondo y cuando un hombre va caliente es capaz de muchas cosas y de hacer y decir locuras.

-Pues si me voy a pajear pensando en ti, tienes un cuerpo increíble, soy fan de las mujeres tetonas, me vuelven loco.
-Pobre cito, tienes una mujer a la que quieres mucho pero de repente tu vecina te pone la polla dura mirándole las tetas, sabes que soy soltera?
-Que? Me insinúas que……………….
-Yo solo digo que tu sueño es meter tu polla en mis tetas, tu mujer no puede cumplir tus sueños, y si solo es eso y me hechas toda tu leche en mis tetas tampoco es ser infiel a la mujer que mas quieres y podrás cumplir tu sueño. A mi me encantaría poder ayudarte a relajar tu polla en mis tetas. Te imaginas haciéndome una cubana?

Cada vez lo ponía mas caliente. Su polla estaba a punto de reventar, entonces me gire hacia su mujer y esta estaba tumbada tomando el sol, alargue mi brazo y introduje mi mano entre su pierna y el bañador, ahí termine de hacerme con su voluntad. Le cogí la polla, la tenia a punto de reventar.

-Joder Pedro, te va a reventar la polla- mientras se la iba pajeando – Si quieres hacemos lo siguiente, como tu sueño es meter tu polla en mis tetas y aquí no podemos hacerlo, me voy a mi piso y allí te hago la cubana de tu vida. Yo me voy y tu te tiras a la piscina y esperas a que te baje la polla, no te hagas una paja porque sino no tendrás otra oportunidad, y entonces le das una escusa a tu mujer y subes a mi piso.


-Vale pero solo una cubana, que yo nunca he estado con otra mujer que no sea la mía, me desvirgo ella y te prometo que nunca he ido con otra.
-Si solo me hechas tu leche en mis tetas no es ser infiel a ella, ella no tiene tetas y no te podrá ofrecer una cubana nunca. Me has caído bien y no me importa poder realizar tus sueños.

Le dije el piso en que vivo yo y me fui. El pobre solo hacia que mirar como me iba, yo meneaba el culo para provocarlo y el solo soñaba conmigo, en su mente.
Claro que me lo iba a follar, y le iba a dejar los huevos secos, muy pero que muy secos.
Pobre era tímido, lo había desvirgado su mujer, que tierno, y lo principal, nunca lo habían follado como lo iba a follar yo.
Mientras subía hacia mi piso pensaba en lo bien que se lo haría pasar, necesitaba un curso de sexo y yo se lo podía ofrecer.
Ya tenia otra polla para mi, otro hombre que haría con el lo que mas me gusta.

Llegue a mi piso y me asome al balcón que da a la piscina.
Pedro estaba aun dentro de la piscina, el pobre tardaba en tomar una decisión , estaba muy caliente, su mujer en ese momento se levanto y se fue hacia la piscina. Entro y se acerco a Pedro. Yo salí fuera al balcón y me apoye en la baranda.
En ese momento cruzamos las miradas, se volvió a fijar en mi. Su mujer llego donde estaba Pedro y se abrazo a el. Ella quedaba de espalda a mi y Pedro quedaba mirándome por encima de su hombro
Pedro estaba abrazado a su mujer en medio de la piscina pero su mirada estaba clavada en mi, tenia mis tetas en su mente. Entonces le hice una señal con el brazo, dándole a entender que dejara a su mujer y subiera a mi piso. Que tierna era la situación, le dio un beso a su mujer y la dejo en la piscina, se fue a donde tenia las cosas cogió algo y se fue hacia la puerta del bloque.
Estaba claro que su mente estaba obsesionada conmigo.

Toco el timbre a los pocos segundos, le abrí la puerta y entro en casa.
-Hola Lorena – estaba nervioso y a la vez excitado.
-Hola Pedro, veo que has dejado a tu mujer en la piscina.
-Es que me gustan las mujeres como tu, tienes un cuerpo de infarto y tus tetas son increíbles.
-Quítate el bañador guapo.
Obedeció al momento. Entonces pude ver lo que mas me interesaba de el, su polla. No era muy grande pero suficiente para lo que yo quería.
-Pedro ya tienes otra vez la polla dura, para mi. Mmmmmm,,,,,,,,, Solo me vas a hacer una cubana verdad?
-Siii,,,,,
– Así no vas a ser infiel a tu mujer verdad.
-Me dejas tocarte las tetas- yo aun llevaba el bañador puesto.
-Claro, quiero meterme esa polla en mis tetas cielo……
Empezó como un loco a tocarme las tetas, estaba muy caliente el pobre.
Al rato Pedro estaba loco por mi, lo hice sentarse en el sofá y de pie delante suyo me quite el bañador. Casi se corre cuando saque mis tetas del bañador.
Entonces lo hice tumbar en el sofá y me puse de pie encima suyo. Me senté y le metí mi coño en su cara.

– Venga Pedro comerme el coño que eso no es ser infiel a tu mujer.

Lo tuve así un rato, el tenia la polla muy parada, estaba como loco por comerme, me gustaba la situación.
Entonces me levante y lo hice levantar a el también. Lo cogí por la polla y me lo lleve hacia la ventana de la terraza.

-Pedro no te me vayas a correr ahora, veo que la tienes a punto y quiero tu leche.
Cuando llegamos a la ventana le señale a su mujer.

-Mira , tu mujer esta dentro de la piscina aun, y yo con tu polla aquí en mi mano – se le puso a palpitar- quieres darme tu leche a mi verdad.
– Siiiiiii, te…la…..qui…ro dar to….da para ti.
– Mírala a ella,- entonces me agache y empece a mamarle la polla que ya estaba muy a punto.- Mientras te la estoy mamando quiero que la mires a ella y a mi.

– Joder,,,,, Lorena,,,,, Joderrrrrr,,,,,,,,,,, mi mujer nunca me la chupa. Me voy a correr ,,,,,,,,, – mientras apoyaba sus manos en la ventana para no caer al suelo.

Me la saque un momento de la boca
– Cerdo,,,,,, mira a tu mujer mientras te corres dentro de mi boca y me das tu leche.
Me la volví a meter en la boca y tuvo una corrida como no había tenido nunca, eso si , mientras miraba a su mujer se estaba corriendo en mi boca.

Cuando termine de limpiarle la polla me levante, el se tiro al suelo, le temblaban las piernas.
– Lorena nunca me había corrido en la boca de una mujer, eres una diosa.
-Ahora me toca a mi – y me gire y le puse el culo en su cara- ahora me vas a comer el culo hasta que te lo diga.
Lo aplaste contra la pared con mi culo y lo tenia comiéndomelo, al recién casado lo tenia bajo mi poder.
Empece a decirle cosas para ponerlo caliente mientras me comía el culo.
– Muy bien Pedro te has portado bien, no le has metido los cuernos a tu mujer, no has metido tu polla en mi coño, solo en mi boca y eso no es ser infiel a tu mujer, porque si intentas meterme la polla eso si sera ser infiel y ponerle los cuernos.- lo estaba poniendo caliente otra vez, parecía que le fuera la vida en comerme el culo, la polla volvía a ponerse dura–Ahora estoy mirando a tu mujer mientras me comes el culo, pobre-cita, si supiera lo que estas haciendo, pero de momento no me has penetrado y eso quiere decir que la quieres mucho.
Se le había puesto la polla dura otra vez con mis comentarios , estaba como loco por mi, aparte mi culo de su cara y me dirigí a la mesa, apoye los codos y le puse mi culo, la visión de mi culazo hizo que se levantara se dirigió a mi y metió su polla dentro de mi.
– Lorena eres increíble, que culazo que tienes, que tetas ,,,,,,,,,,,,,
– Me la has metido toda de golpe Pedro no te vayas a correr dentro que sino vas a meterle los cuernos a tu mujer- mientras le apretaba la polla dentro de mi.
No tardo nada en vaciar su polla por segunda vez dentro de mi.
Cuando salio de dentro de mi se fue hacia el sofá y se sentó, estaba llorando.

-Que he hecho, he follado contigo Lorena, solo hace 15 días que nos casamos.
Yo me senté a su lado.
-No te preocupes, solo han sido dos corridas.
-Pero yo nunca me había corrido dos veces en una tarde.
-No pasa nada Pedro- mientras hablaba con el le puse mis tetazas en su pecho y le acariciaba su polla flácida- tu estas enamorado de tu mujer, eso no es malo, pero estas loco por mi, tu polla y tu cerebro solo piensan en follarme a mi, a partir de ahora follaras siempre conmigo y con tu mujer cuando yo te lo diga, y seguramente cuando folles con ella pensaras en mi,- mientras mis caricias en su polla y mis roces con mis tetas estaban dando sus frutos, ya volvía a tener la polla para sacar leche otra vez.
Le cogí la cabeza por la nuca y le lleve su cara a mis tetas. Mientras le susurraba a la oreja.
– Pedro has subido a hacerte una cubana y aun no la has realizado.
Estuvo media hora comiéndome las tetas y jugando con ellas en el sofá.

Me levante y me fui hacia la ventana
– Hace una hora que has subido voy a ver si tu mujer esta aun en la piscina.
El movimiento de mi cuerpo lo volvía loco, llegue a la ventana
-Mira tu mujer esta tumbada en la toalla tomando el sol aun.
El no aguanto mas y se acerco, mientras yo me incline hacia adelante y cuando llego a mi altura me dijo.
– Mi leche es para ti, soy tu esclavo, haré lo que tu quieras.
-Muy bien Pedro, así me gusta, que veas la realidad, mientras miras a tu mujer tumbada en la toalla, me la metes otra vez y dime cosas de ella pero no te corras dentro de mi.
-Que culazo que tienes, no como ese culo ridículo que tiene mi mujer, que pasada ver como desaparece mi polla dentro tuyo,,,,,,,,,
ella no me deja follarla por detrás, tu eres mi diosa,,,,,,,,,,
– Sacala ahora que quiero que la pongas en mis tetas que es tu sueño, mira como queda en medio de mis tetas, te vas a correr,,,,,
– Que pasada Lorena, mi mujer no tiene tetas es plana y tu si eres una hembra, me voy a correr en tus tetazas, me corro…

Pedro se fue al sofá temblando, se había echado 3 polvos y era la primera vez, pero a partir de ahora no seria la ultima.
-Pedro baja con tu mujer que ya llevas rato aquí y date un buen remojo con agua fría que te hace falta. Cuando tenga ganas de tu leche ya te llamare y hasta que te lo diga, de momento, no folles con tu mujer que quiero que bajes bien cargado de leche para mi.

Se puso el bañador y se bajo a la piscina. Pude observar desde la ventana, que llegaba donde estaba su mujer, le dio un beso y se fue a dar un baño. Aun no sabia lo que le havia pasado, lo que si sabia es que tenia los huevos vacíos y se pajearía pensando en mi a partir de ese día, solo hacia que mirar hacia mi piso.

Leave a Comment