Don Pichote de la Mancha Don quijote de la Mancha Dulcinea Relato erótico 

Don Pichote de la Mancha

Don Pichote de la Mancha que la tiene de larga como una lanza. Este que veis aquí, de polla descomunal, algo lisa y desembarazada, de glande corvo, huevos de plata que no ha veinte años fueron de oro, la boca pequeña, los dientes bien puesto para comer buenos conejos, ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y esos mal acondicionados, este es el autor de ‘Don Pichote de la Mancha’”. Era julio de 1613 y Cervantes se mataba a pajas con las historias calenturientas de un escritor anónimo…

Read More
Foto de la La sobrina de Don Quijote de la Mancha Don quijote de la Mancha Dulcinea Relato erótico 

Dulcinea, la musa de Don Quijote

Dulcinea, la musa de Don Quijote En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no consigo acordarme acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de verga en astillero, y que aunque algo antigua, no era nada flaco y el cabrón follaba como un galgo. Una Polla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda.  Tenía en su casa una ama que pasaba…

Read More
Oda a las mujeres maduras, tetonas y bien putas Relato erótico relatos de tetas grandes enormes 

Sabrás que no te amo y que te lamo

Sabrás que no te amo y que te lamo puesto que de dos modos es la vida, no amar al mar es lamer mal, mi polla es un ala del silencio, mi semen tiene una mitad de frío. Yo te amo para comenzar a follarte, para penetrar tu culo infinito y para no dejar de amarte nunca: por eso no te amo todavía. Te amo y no te amo como si tuviera en mis manos las mamas de la dicha y un incierto destino desdichado mantiene mi glande hinchado. Mi…

Read More

Oda a la tetona andaluza

Oda a la tetona andaluza Vienes de la pobreza de las casas del Sur, de las regiones duras con frío y terremoto que cuando hasta sus dioses rodaron a la muerte nos dieron la lección de la vida en la greda. Eres un yegua tetona de greda negra, un beso de barro oscuro, amor, amapola de greda, paloma del crepúsculo que voló en los caminos, alcancía con lágrimas de nuestra pobre infancia. Muchacha, has conservado tu corazón de pobre, tus pies de pobre acostumbrados a las piedras, tu boca que…

Read More

Me falta tiempo para celebrar tus pechos

Me falta tiempo para celebrar tus pechos Me falta tiempo para celebrar tus pechos. Uno por uno debo contarlos y alabarlos: otros amantes quieren vivir con ciertos ojos, yo sólo quiero ser tu peluquero, y ver tu enorme escote desde el cielo. En Italia te bautizaron Medusa por la encrespada y alta luz de tu cabellera. Yo te llamo chascona mía y enmarañada: mi corazón conoce las puertas de tu enorme pecho. Cuando tú te extravíes en tus propios senos, no me olvides, acuérdate que te amo, no me dejes…

Read More
Me gustas cuando me follas porque estás como ausente Relato erótico relatos de tetas grandes enormes 

Me gustas cuando me follas porque estás como ausente

Me gustas cuando me follas porque estás como ausente Me gustas cuando me follas porque estás como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece que un beso te cerrara la boca. Como todas las cosas, tus enormes tetas están llenas, llenas del alma mía. Capullo de ensueño, te pareces a mi alma, y te pareces a la palabra pornografía. Me gustas cuando me follas y estás como distante. Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.…

Read More