Pajas con la revista de tetonas globosRelato erótico relatos de tetas grandes enormes 

Aquellas pajas con la revista de tetonas Globos

Aquellas pajas con la revista de tetonas Globos

A la tierna edad de 12 años jugué por primera vez a la cerilla y de esta manera besé por primera vez también a una chica. Era ni más ni menos que mi vecina. Pasaron unos pocos días y mi vecina me vino a ver y me dijo que quería besarme otra vez !Suerte! Parece ser que besaba muy bien. Ella quería repetir y yo también. A mi antigua profesora tofavía podía verla por el colegio.

Quedabamos por la tarde, escondidos un viejo sotano. Ella era bonita y atrevida. Teníamos la misma edad y las mismas ganas de besarnos. Una tarde los dos bajamos al sotano como tantas otras veces y después de besarnos me mostró una cosa que ampliaría mi campo de visión sobre los placeres de esta vida: revistas pornográficas. Y especialmenente un tipo de revista muy especial para mí. La revista Globos.

Pajas con la revista de tetonas globos
Pajas con la revista de tetonas globos

Si ya me gustaba estar con mi vecina, con aquellas revistas que guardaba celosamente un vecino del piso de arriba, aquello comenzó a exictarme más. Recuerdo el día que me las mostró, ella misma me habló de aquellos pechos tan grandes que aparecián. Tipico en aquellas edades o incluso una cuestión de gustos, mi vecina no parecía mostrar mucho interés por las pollas, ni grandes ni pequeñás. Lo que más parecía excitarla era ver mi excitación al ojear aquellas revistas.

Mi vecina desgraciadamente se marchó poco después y nunca más la he vuelto a ver pero la recuerdo con un ernorme cariño y deseo sinceramente que haya disfrutado, y siga disfrutando, de la vida y del sexo tanto como ella haya deseado. Estoy seguro que habrá sido así, era una mujer muy libidionosa.

Related posts

Leave a Comment